Servicios

Información del distrito

Águilas está situada a 35 km de Lorca a 105 km de Murcia y 75 de Cartagena. Tiene una extensión de 251,77 km². Cuenta con 28 km de costa mediterránea en el extremo suroeste de la Región de Murcia.


El Talayón es el pico más alto de la Sierra de la Almenara con 881 msnm siendo además la máxima altura del municipio.


El término municipal de Águilas posee varias pedanías y otras localidades, éstas son: Barranco de los Asensios, Barranco del Lobo, El Labradorcico, Los Melenchones, Peñaranda, Los Collados, Todosol, Las Zurraderas, Los Geráneos, Los Arejos, Calarreona, El Cocón, Huerta de Abad, Los Gallegos, Las Lomas, Calabardina, Las Casicas, Cuesta de Gos, Cope, El Garrobillo de Águilas, Rincón de la Casa Grande, Las Cruceticas, Tébar.


El municipio de Águilas se encuentra rodeado por una serie de cadenas montañosas que lo separan del valle del Guadalentín: el Lomo de Bas, la Sierra de la Carrasquilla y la Sierra de la Almenara, ésta última protegida como LIC y ZEPA debido a su gran valor ambiental. También se encuentra en el municipio el paisaje protegido de las Cuatro Calas en el límite de la Región de Murcia con Almería por la costa. Además cuenta con parte del Parque Natural de Cabo Cope y Puntas de Calnegre, compartido con el término municipal de Lorca.


Historia


Conocida en la época romana como Aquilae y más adelante como Aquila, perteneció a la Bastetania o Mastia y a la Provincia Tarraconense, y posteriormente a la Provincia Carthaginense. Varias civilizaciones se asentaron en la ciudad como los Alanos, Suevos y Visigodos. Formó parte de Provincia Carthaginense hasta la invasión Árabe de la península Ibérica.


Perteneció al Califato Cordobés y al Reino de Valencia y más adelante estuvo bajo dominio Almorávide, en la Taifa de Murcia y quedando incluida definitivamente en el Reino de Murcia en el siglo XVIII.


La ciudad tal y como es actualmente fue diseñada por Carlos III en el siglo XVIII, aunque fuera dependiente de Lorca, hasta 1834 que constituyó su ayuntamiento independiente. Podemos destacar el Castillo de San Juan de las Águilas que se utilizó como torre de defensa por las diferentes civilizaciones que se asentaron a lo largo de la historia. A sus pies se extiende la Ciudad con su hermoso Puerto,la plaza de España, la Isla del Fraile, los paseos marítimos y el encanto sereno de sus bahías de Levante y Poniente. Al fondo resalta la esbelta figura de la Chimenea de la Loma, símbolo del auge minero del siglo XIX. Durante la Restauración borbónica, a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, llegó a la villa una numerosa colonia británica, por lo que permanece en Águilas una cierta influencia de dicha presencia. Fue junto a la zona de Río Tinto uno de los primeros sitios en practicar el fútbol en España. A destacar las diversas construcciones e infraestructuras que todavía siguen en pie, como el cementerio británico, anexo al municipal, el embarcadero de El Hornillo, en frente de la Isla del Fraile y la antigua casa de un comerciante inglés, situada en la propia isla. Debido a las grandes inversiones de capital británico, se tendió la línea entre Lorca, Baza y Águilas por la compañía The Great Southern of Spain Railway Company Limited, para dar salida al esparto o a los minerales que se exportaban, constituyéndose el puerto en uno de los principales del Mediterráneo. A esta época se debe la construcción del Embarcadero del Hornillo, gran obra arquitectónica de su tiempo construida a base de hierro y hormigón.


Durante la Guerra Civil Española, Águilas permaneció en la retaguardia de la zona fiel a la República. Sufriendo por ello bombardeos aéreos de la aviación italiana y de los sublevados provenientes de Mallorca.


En la década de los cincuenta y sesenta del siglo XX, Águilas sufrió la emigración por motivos económicos de numerosos vecinos. Sus destinos principales fueron a Cataluña, mayoritariamente a la provincia de Barcelona (Moncada y Reixach) en España, sur de Francia, Suiza (Basilea) y Alemania. Hasta la proliferación de la agricultura intensiva de invernadero y el desarrollo del turismo de playa, así como la mejora de las infraestructuras de transporte (autovías y autopistas) invirtieron el flujo poblacional, pasando a ser ahora receptora de inmigrantes. Muchos de los que se fueron regresaron y otros (nacionales y extranjeros).


Economía


Hoy en día, la economía de la localidad se sostiene principalmente en el turismo veraniego de segunda residencia y en la agricultura intensiva de frutas (melocotones, naranjas, limones y sandías) y hortalizas de invernadero (tomate, lechuga, berenjena, calabacín, alcaparras) con sus plantas de clasificación, almacenaje y distribución tanto del producto como de las infraestructiras necesarias (por ejemplo; almacenes de tuberías de agua, plástico de invernaderos, talleres, etcétera). Para los próximos años se ha planeado la construcción de diversos, puertos deportivos, complejos hoteleros y residenciales de lujo en principio destinados a población extranjera y nacional de alto nivel adquisitivo. El problema es la ubicación de estas nuevas urbanizaciones en parajes naturales clasificados como protegidos por la Unión Europea, caso del Parque Regional de Cabo Cope-Calnegre o La Zerrichera.


Otros sectores económicos son: construcción, pesca, astilleros (barcos de pesca), talleres ferroviarios, acuicultura (dorada y lubina), hostelería y comercio.

Tus corresponsales

Para contactar con

Carmen Mª o Jonathan Guillén, 

tus corresponsales en Águilas,

envía un correo a 

 soydeaguilas@laverdad.es